22 abr. 2010

Ay la soledad


Y terminó. Bienes Raíces, la mejor serie mexicana que he visto, terminó su primera temporada. Después de una serie de situaciones en su mayoría inesperadas, Maricarmen, una de las protagonistas decidió que no podía romper sus lazos con el amor de toda su vida, y cortó con el amante. Tomó también la decisión de ser honesta con su esposo, y éste terminó dejándola a ella. Se quedó sola. Pablo, el amante de Maricarmen, sufre porque ésta lo truena. Se queda solo.

Rebeca, la otra protagonista, descubrió que su primer aborto -donde renunció al hijo que tendría con el único hombre que amó, Arturo- no era la razón de que no pudiera embarazarse hoy. La causa era un tumor que, una vez erradicado, le había permitido, sin saberlo, embarazarse. Por la quimioterapia decide que lo mejor es un legrado. Lo hace y se va a España. Se quedó sola.

Arturo, con planes de boda con Marcela, se entera del embarazo de Rebeca, y deja a su prometida para buscar esa vida soñada con su amada Rebeca. Ella ya no está. Y él, se queda solo.

Ay la soledad....

Eso es televisión!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...